lunes, 23 de junio de 2008

Cinco mil niños con problemas del corazón nacerían cada año en Perú

(ANDINA).- De un total de 500 mil nacimientos que se registran al año en el país, cinco mil corresponden a niños con enfermedades al corazón, aunque una parte presenta cuadros leves que desaparecen con el tiempo, aseguró hoy la Asociación Peruana de la Obesidad y Ateroesclerosis (APOA).

“La proporción de niños con problemas del corazón es de ocho a 10 por cada mil recién nacidos vivos, lo cual representa alrededor de uno de cada 100 nacidos vivos”, señaló Eduardo Esqueche Moreno, miembro titular de la APOA.

El especialista, cirujano cardiovascular pediátrico del Instituto de Salud del Niño, dijo que el 80 por ciento de estos casos requiere tratamiento quirúrgico, por lo que es larga la lista de espera en centros especializados como el Instituto de Salud del Niño e Instituto del Corazón de EsSalud.

Asimismo, informó que al Instituto de Salud del Niño llegan anualmente alrededor de 800 casos nuevos y una cifra similar acude al Incor; sin embargo, sólo el 22 por ciento de estos 1,600 casos son operados, mientras el resto sigue esperando y una parte fallece en la espera.

Indicó que la diabetes, la desnutrición, el alcoholismo en madres gestantes e infecciones virales (rubéola), serían las principales condicionantes para la aparición de cardiopatías congénitas.

Explicó que las cardiopatías congénitas son anomalías en la formación del corazón, que ocurren durante los primeros tres meses de gestación y son de diferentes tipos.

Por ello, dijo, se requiere un enfoque general del problema, que incluya la puesta en marcha de un programa de atención especializada para el diagnóstico prenatal de estos cuadros, mediante exámenes y diagnósticos como la ecocardiografía prenatal en gestantes, que ayuda a detectar estas anomalías.

Refirió que estos temas serán abordados durante el curso “Salud Materno Perinatal y Enfermedades Crónicas No Transmisibles” y en el “IV Congreso Internacional de Obesidad, Nutrición y Factores de Riesgo Cardiovascular”, organizado por APOA en Lima entre el 24 y 28 de este mes.

Según APOA, en niños mayores la lesión cardiaca no tratada puede condicionar su vida futura, ya que impide que ese corazón se mantenga latiendo bien.

La mayoría de cardiopatías congénitas son susceptibles de una corrección total y definitiva o casi definitiva. No todas las cardiopatías aunque sean congénitas producen síntomas al nacer, algunas se manifiestan días, semanas, meses o años después, y sin embargo su origen es congénito.

Las cardiopatías congénitas no son fijas sino dinámicas y sufren modificaciones en los siguientes días, desapareciendo unas, agravándose otras. Por tanto requieren un seguimiento cercano durante los primeros meses de vida.

Para evitar este cuadro debe hacerse el control prenatal en establecimientos de salud, consejo genético en casos de antecedentes familiares de cardiopatía congénita, adecuada nutrición y evitar consumo de alcohol y otras drogas durante el embarazo.

Los expertos creen que algunos medicamentos que necesitan receta y de venta libre, al igual que el consumo de drogas psicoactivas durante el embarazo aumentan el riesgo de desarrollo de defectos cardíacos.

Archivo de Noticias