jueves, 7 de agosto de 2008

Advierten que uso indiscriminado de mamografías puede originar presencia de células cancerígenas

El uso indiscriminado de las mamografías para la prevención de cáncer de mama es altamente peligroso en mujeres en edad reproductiva debido a la radiación y exposición repetida a la que se someten, y podría causar, a largo plazo, la presencia de células cancerígenas.

Así lo advirtió hoy el titular de la Dirección de Salud (DISA) IV Lima Este, el gineco obstetra Mauro Reyes Acuña, quien dijo que en esa zona de la capital se está incrementando los casos de clínicas privadas o empresas que ofrecen servicios de mamografías, sin advertir del riesgo para su salud.

Reyes explicó que el procedimiento adecuado para averiguar si existe cáncer de mama es la Ecografía de la Glándula Mamaria. Sin embargo, agregó, la publicidad engañosa hace que las mujeres acudan a las campañas de despistaje de cáncer de mama y paguen por las mamografías, las cuales pueden causar, a largo plazo, la presencia de células cancerígenas.

Por tal motivo, exhortó a las mujeres a que acudan a los establecimientos y hospitales del Ministerio de Salud, EsSalud, el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), entre otros, que brindan servicios de prestigio, seguros y de calidad.

Los profesionales de la salud, detalló, recomiendan primero la Ecografía de la Glándula Mamaria que detecta el tumor en tamaño y el contenido, ya sea líquido o sólido. Después de los resultados de la mencionada Ecografía y de acuerdo a la forma, recién es adecuado pedir la mamografía.

Importante prevenir
Indicó que, en la fase de prevención, los profesionales de la salud y personal calificado deben enseñar a las damas a realizarse el auto examen de mamas, una vez al mes, para evidenciar alguna anormalidad o la presencia de bultitos y acudir al establecimiento de salud más cercano, ya que el cáncer de mama tiene cura si es detectado en su fase inicial y tratado a tiempo. El auto examen mamario ayuda a detectar quistes u otros problemas benignos (no cancerosos) entre un chequeo y otro, para asegurar que las mamas están sanas.

Sugirió a acudir al médico si se presenta dolor en los pechos que no parezca relacionado con el período menstrual, una protuberancia u otro cambio en la mama, la mama enrojecida, caliente o hinchada; si hay el drenaje de un líquido o flujo sanguinolento que sale de los pezones o la presencia de bultitos en la axila. ANDINA

Archivo de Noticias