miércoles, 10 de septiembre de 2008

Médicos peruanos curan cáncer cerebral con radiocirugía

Médicos y científicos peruanos están aplicando una nueva tecnología que permite desaparecer los tumores cerebrales con la aplicación de “haces de luz”, y sin necesidad de practicar cortes craneales.

Se trata de la Radiocirugía Estereotáxica, una modalidad de tratamiento no invasivo, que consiste en aplicar una única y elevada dosis de radiación ionizante sobre una lesión de volumen pequeño, con una mínima dispersión de radiación hacia los tejidos sanos.

Esta nueva técnica es aplicada por el médico Marcos Vilca Aguilar y el físico nuclear Rolando Paúcar, especialistas del Instituto de Radiocirugía del Complejo Hospitalario San Pablo.

El objetivo de la Radiocirugía es aniquilar las células tumorales o producir cambios que generan la oclusión de los vasos anormales.

La Radiocirugía permite el tratamiento de determinadas malformaciones arteriovenosas cerebrales y de algunos tumores cerebrales.

En algunos casos, la radiocirugía complementa a la neurocirugía convencional, como en el caso de presencia de tumores o malformaciones arteriovenosas que no han podido ser extirpados en su totalidad. También en los casos en que una intervención convencional supone un alto riesgo de morbilidad o mortalidad por las características de la lesión o del paciente.

Además de lo ventajoso que significa un tratamiento sin necesidad de corte, este tipo de procedimiento implica una probabilidad casi nula de infección. Tampoco requiere anestesia y la probabilidad de efectos adversos o complicaciones médicas posteriores están por debajo de cinco por ciento en los casos más severos.

Otra de las grandes bondades de la radiocirugía estereotáxica es que implica un tratamiento ambulatorio y no requiere que el paciente esté hospitalizado, lo que contribuye a reducir costos. La aplicación de este procedimiento puede ir de tres a cinco sesiones, de acuerdo a la gravedad del paciente, a razón de una sesión semanal.

Este tratamiento era hasta hace poco practicado sólo en el extranjero, pero ahora ya puede recibirse íntegramente en el Perú.

Desde el año 2003 este método ha sido aplicado en nuestro país a más de 80 pacientes, entre ellos niños desde los tres años y adultos, todos con cáncer cerebral que ya se encuentran curados completamente. ANDINA

Archivo de Noticias