lunes, 1 de septiembre de 2008

Un nuevo método erradica con láser la metástasis cerebral

Este procedimiento supone un avance en la esperanza de vida de los enfermos con este mal
París
(EFE).- Neurocirujanos franceses han logrado, por primera vez, destruir metástasis tumorales en el cerebro mediante un láser que se inserta en el cráneo de los pacientes, ayudados por resonancia magnética, informó hoy el diario "Le Monde".

Este avance es doblemente importante porque permite realizar la intervención, que dura entre 1 y 2 minutos, con el paciente despierto.

Esta investigación oncológica fue dirigida por Alexandre Carpentier en el Hospital parisino de la Pitié-Salpêtrière y marca, según los científicos, un avance en la esperanza de vida de los enfermos con metástasis cerebral.

Los pacientes que fueron sometidos al experimento han sido quince entre diciembre del 2006 y febrero del 2008, según el rotativo que recoge los resultados de la investigación que ha publicado hoy la revista "Neurosurgery".

Los enfermos "padecían metástasis cerebrales que surgieron tras diferentes cánceres -sobretodo de pulmón y mama-, que eran resistentes a todos los tratamientos", precisó Carpentier.

Hasta ahora, su esperanza de vida no excedía los tres meses, según el investigador; pero, en la actualidad, en seis de los casos de los que disponen de "resultados concluyentes", su esperanza de vida aumentó "sin reincidencia" del tumor, con una "duración mínima de nueve meses".

En la intervención, el primer paso que lleva a cabo el equipo es el de localizar, de forma muy precisa, el tumor a destruir, mediante técnicas de resonancia magnética nuclear (IRM, en francés) en el cráneo del enfermo.

Seguidamente, proceden a ponerle anestesia local y le horadan la caja craneal, con un orificio de tan sólo 3 milímetros de diámetro, para practicar la cirugía que erradique el tumor.

Con un cable de fibra óptica, dotado en su extremo de un láser, los cirujanos proceden a quemar desde el interior de la metastasis cerebral el tejido tumoral y, finalmente, logran su necrosis.

De ahí que el paciente pueda incluso estar escuchando los comentarios de los oncólogos que supervisarán la intervención en tiempo real, a través de las pantallas de ordenador que les informarán, mediante las resonancias magnéticas nucleares, de la evolución de los tejidos tumorales.

"Esta es la primera vez que se ha utilizado una tecnología láser en la caja del cráneo junto con un aparato de resonancia magnética nuclear (IRM)" que provee imágenes en tiempo real, subrayó Carpentier.

Por otro lado, el avance de esta nueva técnica también radica en un aspecto psicológico, ya que mejora el postoperatorio del recién intervenido y éste se puede ir ese mismo día del hospital.

Asimimo, dicha destrucción controlada de la necrosis del tejido tumoral no genera edema cerebral ni crisis epiléptica, señaló el vespertino.

Los neurólogos del hospital de la Pitié-Salpêtrière desarrollaron el estudio con tecnología puesta a punto en colaboración con el centro de oncología MD Anderson, de Houston, y con la firma BioTex, filial de la universidad UTMB de Texas.

Carpentier desarrolla, además, con el físico Julian Itzcovitz, un ambicioso programa de investigación quirúrgica, adelantó el periódico.

"Investigamos como utilizar de forma complementaria los ultrasonidos focalizados, bajo control de la resonancia magnética nuclear, para destruir los cánceres de cerebro", indicó el investigador.

Aunque el médico se queja de la insuficiencia de fondos para financiar el proyecto, para el cual calcula que necesitaría unos dos millones de euros (2,9 millones de dólares).

Archivo de Noticias