jueves, 23 de julio de 2009

Escolar de 12 años de Huancavelica espera transplante de corazón para vivir

(ANDINA).- Una escolar de Huancavelica, de 12 años edad y operada del corazón más de cuatro veces, espera un transplante para vivir, por lo que sus familiares invocaron apoyo de personas desinteresadas e instituciones benéficas.

Se trata de Mishell Gonzales Cerrón, alumna del Colegio Cooperativo de Huancavelica diagnosticada al nacer con la anomalía de Epstein, lo que motivó que sea operada y llevar un control riguroso del corazón.

Actualmente, la menor se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Almenara de Lima, atendida por el Instituto Nacional del Corazón.

Durante 11 años sólo recibió chequeos médicos hasta que el año pasado los especialistas recomendaron realizar una urgente operación, ya que la niña estaba haciendo “insuficiencia” y no tenía buena oxigenación al corazón.

Desde el pasado 6 de mayo ha sido operada sin poder recuperarse satisfactoriamente. Aquel día le hicieron una plastia tricuspidea, de alto riesgo por ser a corazón abierto.

“Según los médicos, la cirugía salió bien pero el cuerpo de mi hija no lo aceptó. A los tres días nuevamente entró a sala porque se le acumulaba líquido en los pulmones y coágulos en el corazón. A los diez días hizo un paro y nuevamente entra a sala y le colocan un marcapaso que tampoco le ayuda”, relató Celia Cerrón, madre de Mishell.

“Nuevamente evalúan su caso y después de 18 días entra a una cuarta operación, ahí intentan reducir la válvula tricuspidea y hacer un glen. La operación duró 12 horas y media, pero me manifestaron que no resistió al glen.

En la madrugada, mi hija entró nuevamente a sala por una hemorragia. Ella sale con el tórax abierto y después de 8 días entra otra vez para que le limpien y cierren el tórax y luego para ponerle unos drenajes”, añadió.

“Me dijeron que ya no había nada que hacer, sólo que le iban a dar confort hasta que parta; pero para sorpresa de los médicos ella regresó y nuevamente entran a junta y deciden hacerle un examen de cateterismo, que para ella también es de alto riesgo, pero sale. Ahora ella está consciente”, refirió.

La mujer sostuvo que sólo un transplante le permitirá a su hija llevar una vida normal. Cualquier acto solidario puede ser comunicado al teléfono 067 - 967651346.

Archivo de Noticias