jueves, 10 de septiembre de 2009

Qué hacer ante un episodio de estrés

Aprender a respirar es muy importante para controlar la ansiedad. Cuando sientas un ataque de estrés inminente busca un lugar donde puedas estar solo y tranquilo y practica estos ejercicios de respiración abdominal.

1. Consejos prácticos

Tranquilidad. Busca un espacio en el que puedas relajarte adecuadamente.

- Túmbate boca arriba, con las rodillas flexionadas o siéntate con la espalda recta.

- Coloca tus manos sobre el abdomen y respira hondo varias veces.

- Concéntrate en el movimiento de los músculos abdominales, al inspirar el abdomen se hincha y tus manos suben. Al espirar el abdomen se encoge y tus manos bajan.

- Repite varias respiraciones controladas hasta que notes que tu cuerpo se relaja y tu mente se libera.

- Practica esta técnica hasta que sea algo natural en ti y puedas realizarla en cualquier lugar cuando te sientas cansado o tenso.

La respuesta del organismo a la relajación es un efecto de recuperación casi inmediato; la relajación progresiva de los músculos reduce la frecuencia del pulso y la presión de la sangre, así como el grado de sudoración y la frecuencia respiratoria.

La distensión física logra un importante relax muscular que alivia la presión acumulada, mientras que la relajación mental elimina la tensión psíquica.

Por Yolanda Vázquez-Mazariego y el Dr. Héctor González
Sport Life,Revista líder en España en Deporte y Salud.

Archivo de Noticias