miércoles, 4 de abril de 2012

¿Qué es lo que ellos quieren en la cama?

La edición de abril de la revista Esquire presenta una bien nutrida encuesta sobre sexo. Hay detalles curiosos. Por ejemplo, si la pareja otorgara permiso para tener una aventura sexual con una celebridad, el 34% de los hombres encuestados rechazaría la propuesta, mientras que el 18% se aventaría a Mila Kunis y el 17% a Halle Berry. El 2% optó por el actor Channing Tatum, protagonista de la película G.I. Joe.

Comentemos otras cifras. El 26% asegura que la penetración posterior –mejor conocida como doggy style o ‘pose del perrito’– es la favorita. No debería sorprendernos, pues llevamos miles de años practicándola, desde nuestros ancestros homínidos hasta ayer en la noche. Sin embargo, hay mujeres que se rehúsan. “No me gusta. Me siento sometida, inferior”, comentó Diana (25) al mostrarle los datos de Esquire. Anote esta primera observación.

Por otra parte, el 30% prefiere a la mujer arriba. El hecho de que ella tenga el control a ritmo de galope resulta exquisito. Además, el hombre tiene acceso a los pechos de su compañera, puede agarrar sus caderas y glúteos a su antojo. “Sí, es divertida, pero tampoco todo el tiempo. Me hace sentir que él no colabora, que está echado como un lobo marino de Paracas”, señala Andrea (28). Segunda observación.

El 28% opina que la pose del misionero es la favorita. Es perfecta para un contacto más íntimo, incluso para controlar el ritmo y evitar así la eyaculación precoz. También puede ser aburrida, cuidado. Por eso hay variantes como ‘piernas al hombro’, la cual permite una penetración más profunda. “La del misionero me gusta más. Prefiero verlo de frente”, dice Daniela (34). Tercera observación.

Además de la penetración, el hombre manifiesta una elevada predilección por el sexo oral. Según la encuesta, el 43% anhela recibir un fellatio durante los previos, mientras que el 34% desea que la mujer estimule oralmente los testículos. “¡Agh! No me gusta, no es algo que quiera probar”, se queja Rocío (23). Cuarta observación.

Este puñado de porcentajes es un buen acercamiento a la psiquis masculina. Si bien el estudio se realizó en Estados Unidos, las tendencias nos dan una referencia sobre lo que pueden estar fantaseando otros hombres en el mundo. Más allá de números, lo único cierto es esto: la mayoría de hombres quiere una mujer abierta sexualmente, dispuesta a la exploración, liberada de cadenas morales. Alguien que, al proponerle algo nuevo, diga “probemos”. En contraste, las observaciones que seleccionamos y resaltamos apuntan a mostrar que los temas en cuestión aún son controvertidos entre las mujeres, situación que prometemos explorar en futuras entregas. Entre tanto, el misterio de “y qué demonios quieren ellos” se revela como menos complejo de lo parece.

TENGA EN CUENTA

- Según la encuesta de Esquire, los genitales femeninos son las zonas erógenas más importantes para los hombres (36%). Le siguen los pechos (32%) y los glúteos (19%).

- Una pose más osada como ‘la vaquera invertida’ (ella arriba pero dando la espalda) es la favorita del 5% de los encuestados. Fuente: Peru21

Archivo de Noticias