sábado, 16 de junio de 2012

Cuidados para evitar el contagio de varicela


La varicela es una enfermedad muy contagiosa y frecuente pero leve durante la infancia. Generalmente es benigna en los niños y no presenta complicaciones. Sin embargo, la prevención es importante, advirtió la Dirección General de Salud de las Personas del Ministerio de Salud (Minsa).

Los expertos explicaron que en los niños menores de 2 años, adultos y personas imunodeprimidas, la varicela puede provocar complicaciones graves. Asimismo, si las mujeres gestantes -que no hayan padecido la enfermedad- se contagian durante los primeros meses del embarazo, podría producir malformaciones en el niño por nacer.

Este mal, causado por el Virus Varicela-Zoster, tiene un proceso de una a dos semanas. Los especialistas exhortaron a los padres de familia a acudir siempre al centro de salud ante la aparición de los primeros síntomas, para que la persona afectada sea tratada por el médico y nunca automedicarse.

La varicela se contagia mediante vía directa, por contacto directo con las lesiones de la piel del enfermo; por inhalación de gotitas del liquido de las vesículas transportadas por el aire; por inhalar las secreciones respiratorias cuando la persona enferma tose o estornuda; y por contacto con utensilios contaminados con secreciones respiratorias o con el líquido de la vesículas cutáneas.

Cómo evitar la varicela

Si nunca sufrió de varicela, debe seguir las siguientes recomendaciones: evitar el contacto directo con las lesiones de la piel de una persona enferma; y evitar estar en contacto con las secreciones respiratorias de las personas con la enfermedad.

También debe desinfectar los utensilios que han estado en contacto con el enfermo, usando una solución de dos gotas de lejía concentrado por cada litro de agua. Los especialistas recomendaron finalmente que el paciente evite compartir su habitación hasta su recuperación.

Cómo reconocerla

Algunos de los síntomas que pueden presentar las personas con varicela son fiebre (38-39º) con duración de 1 a 3 días, malestar general; falta de apetito, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, mucosidad nasal y estornudos.

De igual manera, las características erupciones en la piel de color rosado rojizo, principalmente de la cara, cabeza, y tronco, que luego se transforman en vesículas que contienen un líquido transparente el cual luego se opaca. Posteriormente las vesículas se rompen y comienzan a formarse costras. Fuente: RPP

Archivo de Noticias