lunes, 4 de junio de 2012

Falta de higiene es factor de riesgo en cáncer de cuello uterino, estómago e hígado


DEP - PERÙ 04/06/2012.- La falta de higiene está asociada a diversos tipos de cáncer, como el de cuello uterino, estómago e hígado, por lo que es indispensable que las personas asuman el aseo como medida básica para prevenir este mal, sostuvieron hoy especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

Explicaron que el aseo genital inadecuado constituye un factor de riesgo para la neoplasia de cérvix (cuello del útero), que es causada por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y es el segundo cáncer más común en las mujeres.

Por su parte, el cáncer de estómago, provocado mayormente por la bacteria Helicobacter pylori, se adquiere al beber agua contaminada o al ingerir alimentos preparados y manipulados con deficiente higiene.

“Con el tiempo, esta bacteria puede debilitar la cubierta protectora estomacal, ocasionando que los jugos digestivos irriten el revestimiento o mucosa, lo que causa inflamación. De persistir esta situación pueden presentarse ulceraciones e incluso el cáncer gástrico”, señalaron.

La adecuada higiene de los alimentos también reduce el riesgo de contraer el virus de la hepatitis, y, posteriormente, de cáncer de hígado, enfermedad que se caracteriza por un crecimiento anormal de las células de este órgano, lo que produce un tumor canceroso.

Al respecto, los expertos del Minsa señalaron que el lavado de manos, por ejemplo, es una medida de salud mínima y elemental, que tiene un potencial enorme para tener buena salud y prevenir enfermedades.

En ese sentido, recordaron que el lavado de manos debe realizarse luego de ir al baño,
taparse la nariz o la boca con las manos al estornudar o toser, y realizar cualquier actividad que pueda contaminar las manos.

También aconsejaron asearse las manos luego de tocar o preparar alimentos, comer o beber, fumar, cepillarse los dientes, y realizar cualquier actividad en la cual se toque la boca con las manos.

Para una adecuada limpieza consideraron importante mojarse las manos con agua tibia, utilizar abundante jabón en las manos y enjabonarlas bien, frotarse ambas manos durante 20 segundos prestando especial atención a la zona entre los dedos y debajo de las uñas.

Luego hay que enjuagarse cuidadosamente las manos con agua tibia, secarse con una toalla desechable y utilizar este implemento para cerrar el caño y abrir la puerta.

“Los buenos hábitos de higiene deben ser inculcados entre la población desde temprana edad y desde casa, para que esto se incorpore como una práctica frecuente y fundamental, en el marco de una cultura de prevención en materia de salud”, anotaron. Fuente: ANDINA 

Archivo de Noticias