viernes, 6 de julio de 2012

Advierten peligro de uso indiscriminado de medicamentos por infecciones estomacales


El uso indiscriminado de antidiarreicos a raíz de infecciones estomacales provocadas por la mala conservación de alimentos de la lonchera escolar podría dañar la salud de los niños, advirtieron hoy especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

El experto de la Farmacia Institucional de la Digemid, Aldo Álvarez Risco, dijo que el uso prolongado de antidiarreicos podría ocasionar otros efectos no deseados como mareos, vómitos y deshidratación.

"Estos medicamentos detienen la destrucción de las bacterias o parásitos que han causado la diarrea. Permanecen en el organismo de los niños, pero a la vez generan que, al término de sus efectos, la diarrea se reinicie con más fuerza, agudizando y prolongando la enfermedad de los pequeños”, explicó.

Detalló que esto se debe a que la diarrea infantil aparece en forma repentina, generalmente como consecuencia de la descomposición de los alimentos generada por una inadecuada conservación o el calor, por lo que lo peor que podría hacerse en estos casos es detener la eliminación de estos productos descompuestos.

Añadió que este proceso tiene una duración de aproximadamente dos o tres días y su tratamiento está dirigido principalmente a evitar la deshidratación a través del suministro de rehidratación oral con gran cantidad de agua y sales rehidratantes (que contienen sodio, potasio y cloruro).

A ello, dijo, debe sumarse una alimentación adecuada a base de una dieta blanda, evitando el consumo de alimentos sólidos, verduras y frutas que podrían acelerar el tránsito intestinal. "Con ello no será necesario recurrir a un antidiarreico”, enfatizó. 

Álvarez agregó que entre otros efectos no deseados que produce el uso de antidiarreicos en los niños figuran el dolor y distensión abdominal (hinchazón en la barriga generada por la acumulación de gases), boca seca como consecuencia de la deshidratación, estreñimiento, somnolencia, fatiga. 

“Si estos síntomas persisten, se debe llevar al niño a un establecimiento de salud”, añadió. Fuente: ANDINA

Archivo de Noticias