sábado, 14 de julio de 2012

Singapur: Crean inodoro que convierte desechos en abono y combustible


Un grupo de científicos de Singapur inventó un inodoro ecológico muy particular: convierte los desechos humanos en abono y combustible mediante un sistema que además ahorra hasta un 90% de agua.

Los investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang aseguran que el primer prototipo del producto, llamado No-Mix Vacuum, empezará a funcionar el próximo año en los baños de esta institución académica de Singapur.

“La universidad está preparando su propio retrete para el año que viene. Varias compañías, incluidas promotoras de viviendas y hasta un parque temático, han mostrado ya interés en este sistema evacuatorio desde que fue anunciado”, explicó Lester Kok, del Departamento de Comunicación del centro de estudios.

Este retrete ecológico está equipado con dos recipientes que recogen por separado las deposiciones líquidas y sólidas, así como con un sistema de succión similar al utilizado en los baños de los aviones. La orina es transportada a una cámara donde se descompone en nitrógeno, fósforo y potasio utilizados como fertilizantes, mientras que los desechos sólidos llegan a un “biorreactor” que los procesa y transforma en biocombustible de metano.

El metano es inodoro y se puede utilizar para sustituir al gas natural en los fogones de la cocina o puede ser empleado como productor de electricidad.

“El sistema No-Mix Vacuum no requiere que el retrete esté conectado a las tuberías de la red de alcantarillado”, apunta Lester Kok.

Este inodoro solo utiliza 0,2 litros de agua para evacuar la orina y un litro para las deposiciones sólidas, lo que supone un 90% de ahorro con respecto al sistema convencional, que necesita entre 4 a 6 litros cada vez que se tira de la cadena.

Con una media de 100 usos al día, este excusado utiliza 160.000 litros menos en un año, suficiente para llenar una piscina de 160 metros cúbicos.

El profesor Wang Jing-Yuan, director del proyecto, afirma que el sistema que porta el inodoro supone un método de reciclaje más eficiente y barato dado que realiza ese proceso de forma automática.

“Separando los desechos humanos en los hogares y procesándolos in-situ ahorraremos los costes derivados en los procesos tradicionales reciclaje, este sistema innovador utiliza un método más simple y barato para producir fertilizante y combustible”, apunta Wang.

Sus creadores ahora negocian con las autoridades estatales la posible instalación de prototipos en las viviendas de una zona residencial que se proyecta construir y confía en que pueda ser usado por ciudadanos de otros países en tres años.

Según los investigadores, el sistema también está pensado para hoteles, urbanizaciones o construcciones apartadas que no cuenten con una red de alcantarillado y necesiten cierta autonomía.

La Universidad Tecnológica de Nanyang presentó el proyecto el pasado 4 de julio en la feria de ciencia y tecnología WasteMet Asia 2012 en Singapur y firmó un acuerdo de colaboración con el Centro de Ingeniería Natural de la Universidad de Columbia, EE.UU. Fuente: Peru21

Archivo de Noticias