jueves, 12 de septiembre de 2013

¿Qué sucede en tu cuerpo mientras haces ejercicio?

Durante una rutina de entrenamiento el primer cambio que notamos es nuestra transpiración corporal o sudor que no es otra cosa que la evaporación de agua en un ser vivo.

Sin embargo, en nuestro interior, los efectos de un ejercicio resultan todavía más interesante debido a los últimos estudios que aseguran un mejor control del estrés, ansiedad y sobre todo un plus exponencial a nuestra salud.

El responsable de estos cambios que se desarrollan en nuestro organismo es la epigenética que es la expresión del ADN en las células de grasa que varían cuando se ejecuta un entrenamiento. 

En experimentos con hombres sanos con problemas de sobrepeso que habían cumplido los 35 y no habían practicado nunca ejercicio físico asiduo, los investigadores demostraron que, tras 6 meses asistiendo a clases de spinning y de ejercicios aeróbicos, se producían cambios moleculares que afectaban a los grupos metilo unidos a miles de genes.

A efectos prácticos esto se traducía en un descenso en el volumen de grasas almacenadas, además de reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades como la diabetes.

Estrés y ansiedad. La actividad física reorganiza el cerebro de tal modo que, ante situaciones de estrés, la respuesta de las neuronas se reduce, lo que implica que mantenemos mejor la calma.

Además, tras solo seis semanas corriendo regularmente aumenta el número de nuevas neuronas en el hipocampo, una región cerebral que entre otras cosas ayuda a controlar la ansiedad.

Autocontrol. Según un trabajo publicado hace poco en la revista British Journal of Sports Medicine, hacer ejercicio moderadamente intenso aumenta el autocontrol gracias a que produce un incremento del flujo sanguíneo y el oxígeno que llega a la corteza prefrontal, la región del cerebro responsable de la toma de decisiones en la que, además, reside la voluntad.

Archivo de Noticias