sábado, 31 de mayo de 2014

Minsa: Perú avanza implementación de convenio marco para control del tabaco

El Perú avanza en su compromiso de implementar el convenio marco para el control del tabaco, suscrito en 2005, a fin de proteger a las generaciones actuales y futuras de las consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas de su consumo, informó hoy el Ministerio de Salud (Minsa).

A la fecha se ha trabajado en la normatividad para regular la publicidad en las cajetillas de cigarro, envases y otros productos relacionados al tabaco, donde estos deben llevar impresos -en un 50 por ciento de cada una de sus caras principales-, frases e imágenes de advertencia sobre el daño a la salud que produce fumar.

Además, se consigna el mensaje de prohibición de la venta de cigarrillos a los menores de 18 años de edad.

En relación a los ambientes libres de tabaco, la Dirección General de Salud Ambiental inició procesos administrativos de sanción contra ocho de 15 establecimientos inspeccionados en los últimos tres meses.

El consumo y la exposición al humo de tabaco ajeno son una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo, y en el país el tabaco constituye la segunda droga más consumida por la población después del alcohol. 

Al respecto, Rogger Torres, director ejecutivo de Promoción de Vida Sana del Minsa, mencionó que anualmente en el país se estima que mueren 16,000 personas por enfermedades relacionadas al tabaco, lo que equivale a 44 muertes al día.

El funcionario también indicó que el tabaco causa aproximadamente 55 enfermedades, de las cuales 17 producen cáncer. Asimismo, refirió que al año cerca de 4000 personas fallecen por cáncer de pulmón. 

Convenio marco

El 21 de mayo del 2003, durante la 56ª Asamblea Mundial de la Salud, se adoptó el Convenio Marco para el Control del Tabaco – CMCT, el cual entró en vigencia internacionalmente el 27 de febrero de 2005.

Fue el primer tratado internacional de salud pública y de responsabilidad corporativa patrocinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El convenio indica que los países suscritos están obligados a proteger a la gente de la exposición al humo de tabaco, prohibir su publicidad y venta a menores, imprimir grandes advertencias sanitarias en los paquetes de cigarrillos, prohibir o limitar la inclusión de aditivos en los productos de tabaco, aumentarle impuestos y crear un mecanismo nacional de coordinación de la lucha contra el tabaco.

Archivo de Noticias