sábado, 19 de julio de 2014

Buscan reconocer aporte de mujeres que realizan tareas domésticas

El Movimiento Manuela Ramos y Municipalidad Metropolitana de Lima desarrollarán esta tarde una actividad para reconocer y valorar el aporte a la economía al país de las mujeres que realizan actividades domésticas, un trabajo no remunerado. 

La actividad será entre las 3 de la tarde y 10 de la noche, en el marco del Festival Más Mujer que tiene lugar en el Parque de la Reserva – Circuito Mágico del Agua. Allí se sortearán becas, financiamiento y vales de consumos. Además, estarán artistas como Max Castro, William Luna, entre otros. Se espera además la presencia de la alcaldesa Susana Villarán.

Según la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo del INEI, el aporte del trabajo doméstico equivale en términos económicos al 25% del PBI en la producción de bienes y servicios en Lima Metropolitana; no obstante, las mujeres en las encuestas de empleos aparecen como inactivas.

La encuesta señala que las mujeres trabajan 37 horas a la semana en las labores del hogar, mientras que los hombres dedican solo 14 horas (área urbana). 

“Esto demuestra que las mujeres en casa trabajan más del doble que los hombres. Por tanto, ellas tienen menos oportunidades de desarrollarse”, señaló Ana María Yañez, asociada fundadora de Manuela Ramos quien promueve la Campaña por el Reconocimiento al Trabajo No Remunerado de las Mujeres.

En el área rural, la figura del trabajo en el hogar es similar, 47 horas a la semana es usado por la mujer en labores de casa y en la chacra, frente a 20 horas por semana que el hombre usa para participar en el cuidado de los hijos entre otras obligaciones que le competen con la familia.

La Campaña por el Reconocimiento al Trabajo No Remunerado no pretende que se pague un sueldo a las mujeres en casa sino lograr que el Estado dé importancia a su aporte al sector económico del país.

“Muchas mujeres se dedican a tiempo completo a labores domésticas y de cuidado, perdiendo oportunidades de estudio y capacitación, limitando el desarrollo de todas sus capacidades y potencialidades personales y relegando la toma de decisiones políticas que afectan directamente a sus vidas”, agregó Yañez.

Sin embargo, gracias a la Ley 29700, aprobada en el 2011 por el Congreso de la República, se dispone la valoración económica del trabajo gratuito de las mujeres, trabajo doméstico y voluntario empezando por develar el aporte ignorado de ellas a las finanzas públicas. Fuente: ANDINA 

Archivo de Noticias