viernes, 18 de julio de 2014

Nuevo tratamiento no biológico para la artritis reumatoide llega a Perú

Un nuevo tratamiento para adultos que padezcan artritis reumatoide de moderada a severa y que no respondan al metotrexato ha llegado a Perú y promete dar una esperanza de mejor calidad de vida a estos pacientes, según informaron médicos especialistas.

Según el reumatólogo del hospital Guillermo Almenara Irigoyen Risto Perich, se trata del tofacitinib, un fármaco no biológico autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, en la que el sistema inmunológico ataca por error al tejido sano provocando inflamación en las articulaciones y llegando incluso a la deformación de muñecas, codos, hombros, tobillos y rodillas. Perjudica además órganos como el corazón, músculos, vasos sanguíneos, sistema nervioso, pulmones, ojos y la piel.

“Usualmente comienza con intensos dolores, rigidez y fatiga, además puede causar daño permanente en huesos, cartílagos, tendones y ligamentos, provocando invalidez, estados depresivos y hasta la muerte”, informó el especialista.

Según la Arthitis Foundation, en la actualidad la mayoría de los tipos de artritis no es curable, pero se pueden realizar tratamientos eficaces para reducir el dolor y la incapacidad. 

De acuerdo con Perich, el tofacitinib es una nueva y simple opción de tratamiento para estos pacientes, que con sólo dos tomas vía oral por día se consigue modular la enzima janus quinasa, generadora de la inflamación de esta enfermedad, y combate la artritis reumatoide desde el interior de las células.

“Puede administrarse asociada al metotrexato o en monoterapia, pero de ninguna manera junto a medicinas como azatioprina o ciclosporina”, anotó.

Indicó que la seguridad y eficacia del medicamento fueron evaluadas en un amplio programa de desarrollo clínico, en donde fueron estudiados aproximadamente 5,000 pacientes con artritis reumatoide. 

De esta manera, se pudo evidenciar una mejoría en la función física y la detención del daño en las articulaciones en un importante grupo de pacientes, no obstante su uso fue asociado con un mayor riesgo de infecciones oportunistas (por la baja del sistema inmune), tuberculosis, cánceres y linfomas, por eso hay un cuadro de advertencias con respecto a los riesgos de seguridad, exigidos por la FDA, añadió el especialista.

El médico aseveró que en Perú, una de cada 200 personas sufre de artritis reumatoide y más de 50 millones en todo el mundo, entre los 35 y 50 años de edad, y se da con mayor frecuencia en mujeres, no necesariamente de edad avanzada.

Ahora, las personas que deben enfrentar esta enfermedad con intensos dolores frecuentes, sensación de calor local y enrojecimiento en las articulaciones, hoy tienen una buena noticia para combatir su dolencia.

Archivo de Noticias