domingo, 8 de febrero de 2015

Enfermeras del INEN desarrollan estrategia para prevenir cáncer con buenos resultados

 
Una original dinámica de actividad física y motivación, denominada “Cinco minutos por la prevención del cáncer”, cuya finalidad es promover un buen estado de ánimo frente a los tratamientos y fomentar una óptima productividad en el trabajo, viene realizando diariamente el Departamento de Enfermería del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

Según manifestó la directora ejecutiva de dicha dependencia, Melita Cosme Mendoza, este corto tiempo de motivación contribuye a la disminución del estrés propio del trabajo en un establecimiento donde se brinda atención oncológica de alta complejidad.

“El objetivo es disminuir la carga de tensión psicológica y emocional tanto en pacientes como en el personal", subrayó.

Indicó que los pacientes y trabajadores de una institución de salud oncológica experimentan frecuentemente situaciones de tensión y estrés, pero luego de efectuar estas actividades refieren que se sienten mejor. 

“Inclusive algunos trabajadores refieren que al participar en estos ejercicios se les quitan los dolores musculares causados por el estrés y, por consiguiente, mejoran su estado de ánimo”, añadió.

Cosme Mendoza refirió que esta dinámica se desarrolló inicialmente con el personal de Enfermería pero de forma gradual se ha ido ampliando a todas las áreas del INEN y también para los pacientes y sus acompañantes. 

“La ciencia del cuidado es complementaria a la ciencia curativa. El cuidado no es solo curar o medicar, es integrar el conocimiento biomédico o biofísico con el comportamiento humano para generar, promover o recuperar la salud”, añadió.

Explicó que los ejercicios físicos que se realizan por cinco minutos permiten optimizar las capacidades de las personas, elevando su autoestima, previniendo riesgos ocupacionales y promoviendo actitudes positivas a quien lo practica.
Por el contrario -dijo- el sedentarismo genera actividades repetitivas, obesidad, posturas inadecuadas, cansancio, fatiga, lesiones o  enfermedades que impiden un buen desempeño en las actividades diarias.

"Los ejercicios son suaves y pausados y contribuyen a la relajación. Así se estimula una mejor circulación y oxigenación, se fortalece el sistema inmunológico, evitando así caer en la depresión", anotó. 

"Esta estrategia se viene ejecutando en todos los pisos de Hospitalización, Consultorio Externos y diversos servicios para nuestros usuarios y sus familiares", mencionó.

Cosme Mendoza expresó que un paciente post operado también puede realizar estas actividades pero con otros tipos de ejercicios y teniendo en cuenta los cuidados propios de su condición de salud. Fuente: ANDINA

Archivo de Noticias