sábado, 7 de febrero de 2015

Inician programa psicoeducativo para familias de pacientes con esquizofrenia

El Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado Hideyo Noguchi inició de forma gratuita un programa psicoeducativo dirigido a familias de personas adultas diagnosticadas con esquizofrenia que vienen siendo tratadas en dicho establecimiento.

Informó que un equipo de enfermeras especializadas en salud mental les enseñará sobre el manejo y cuidado del familiar con esta enfermedad.

El programa psicoeducativo consta de 13 sesiones que se realizan una vez por semana, es financiado por el Seguro Integral de Salud, y comprende una parte informativa y otra de carácter vivencial, permitiendo a los familiares expresar sus sentimientos y  testimoniar su experiencia sobre el afronte de la esquizofrenia en su hogar.

La licenciada Mercedes Arévalo Guzmán, jefa del Departamento de Enfermería del INSM, señaló que dicho programa se ha iniciado considerando la gran necesidad que tiene la familia por conocer más sobre la esquizofrenia. 

“Generalmente las recaídas del paciente son frecuentes porque ellos no saben cómo es el cuidado adecuado de dicha enfermedad”, acotó.

Entre los tópicos del programa se encuentran: “Respuestas emocionales de la familia frente a un miembro con trastorno mental”, “tratamiento de la esquizofrenia”, “ Rol de la familia en el cuidado de la persona con esquizofrenia”, “Rehabilitación” y “Prevención de la sobrecarga del familiar cuidador”; entre otros.

Según los reportes de la Organización Mundial de la Salud, la esquizofrenia afecta aproximadamente a 24 millones de personas en el mundo. En el 2013 el Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) realizó un total de 5,498 atenciones por este trastorno mental.

Los especialistas del INSM señalan la esquizofrenia es un desorden cerebral que deteriora la capacidad de las personas en su pensamiento, percepción, emoción o voluntad. Genera la pérdida de contacto con la realidad (psicosis), alucinaciones, delirios (creencias falsas), pensamiento anormal y alteración del funcionamiento social y laboral.

Se presenta por igual en hombres y mujeres, y generalmente comienza en la adolescencia o principios de la adultez. En el origen de la enfermedad están los factores genéticos, daños cerebrales  principalmente.

No suele presentarse de manera súbita, pues el paciente progresivamente presenta cambios mínimos de carácter, disminución en el rendimiento escolar/laboral, descuido en su apariencia física, aumento de la ansiedad y aislamiento social. Esta enfermedad requiere un tratamiento continuado que no debe abandonarse, aconsejaron. Fuente: ANDINA

Archivo de Noticias