martes, 7 de abril de 2015

Reconocer síntomas de cáncer de estómago puede ayudar a tratamiento oportuno

Ardor de estómago, dolor abdominal, heces oscuras, diarreas o indigestión son algunos síntomas del cáncer de estómago que la población debe aprender a reconocer para realizarse un diagnóstico y tratamiento oportuno, informaron hoy médicos especialistas.

El médico Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer, explicó que si bien este tipo de neoplasia es asintómatico en sus primeras etapas, es decir, no da síntomas, cuando progresa tiene una sintomatología variada.

En casos avanzados, puede haber vómitos después de comer, pérdida de peso inexplicable o dificultades para ingerir los alimentos, refirió al señalar que muchas veces el cáncer de estómago es confundido con otras enfermedades estomacales.

“Las estadísticas en el Perú señalan que el cáncer de estómago es la primera causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres, principalmente en personas mayores de 65 años”, añadió el especialista, quien recomendó exámenes médicos periódicos para prevenir este mal.

Ardor 

El galeno advirtió que el riesgo para desarrollar esta enfermedad aumenta si las personas tienen infección por la bacteria llamada Helicobacter Pylori, que se adquiere al beber agua contaminada. 

"De allí la importancia de beber agua potable y hervida; también hay riesgo si ingieren abundantes alimentos salados, ahumados o encurtidos; si fuman o si tiene antecedentes familiares directos aumentaría la posibilidad de desarrollar esta neoplasia maligna".

Las opciones de tratamiento para este tipo de cáncer incluyen la cirugía, quimioterapia, radioterapia o combinación de éstas, siendo la cirugía la principal arma contra esta enfermedad, especialmente cuando los casos son iniciales ya que se pueden curar casi en su totalidad, puntualizó.

El cirujano oncólogo mencionó que las personas que tengan los síntomas mencionados deben acudir al gastroenterólogo en forma inmediata. Aconsejó además realizar chequeos preventivos, como endoscopías digestivas periódicamente, a partir de los 40 años.Fuente: ANDINA 

Archivo de Noticias