martes, 18 de agosto de 2015

Hospital Cayetano Heredia logra estándar “cero” en mortalidad materna

El hospital Cayetano Heredia, del Ministerio de Salud (Minsa), logró disminuir a cero los casos de muerte materna durante el 2014, gracias al trabajo conjunto y monitoreo constante de sus especialistas, informaron voceros de dicho nosocomio.

El doctor Luis Dulanto Monteverde, director general de dicho nosocomio, destacó que se espera que en el transcurso de este año se tenga ese mismo desempeño para evitar la muerte de mujeres a causa del embarazo y el parto.

“De los 4,500 partos atendidos en el hospital el año pasado, el 51 por ciento fueron por vía vaginal y el 48 por ciento fueron cesáreas a pacientes que llegaron de otros establecimientos con pocas probabilidades de vida”, destacó.

El galeno señaló que las principales complicaciones, causantes de las muertes maternas, pueden aparecer durante la gestación o antes del embarazo, pero que se agravan con este. Entre las más importantes se encuentra  la hipertensión gestacional (preeclampsia y eclampsia), las infecciones tras el parto y los abortos peligrosos.

Víctor Chávez Montalván, jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del HCH, indicó que todos los embarazos representan algún riesgo para la madre y el bebé,  razón por la cual es importante acudir al establecimiento de salud para prevenir, detectar y tratar las complicaciones a tiempo.

“Toda gestante debe tener seis controles prenatales, para detectar complicaciones a tiempo acompañado de una buena alimentación”, recomendó. 

Advirtió  que si la gestante presenta sangrado vaginal, hinchazón de cara, manos y pies, presión alta, dolor de cabeza con visión borrosa, zumbidos de oídos, contracciones antes de tiempo, pérdidas de líquido por su parte íntima de mal olor o ardor al orinar, debe acudir de inmediato al establecimiento de salud por ser señales de alarma.

Reconocimiento

Recientemente el HCH le otorgó al doctor Chávez Montalván, jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia, el Premio Amador Carcelén Bustamante por haber logrado que la mortalidad materna sea “cero” en dicho nosocomio, durante el 2014. 

“Cada nacimiento empezó a reconfortar mi vida. Si me preguntan por qué soy gíneco obstetra, les confieso que no tengo una respuesta. Cada parto me provoca una felicidad indescriptible, una alegría inmensa. Todo mi cuerpo vibra cuando traigo una vida al mundo”, expresó el especialista tras la entrega del reconocimiento. Fuente: ANDINA 

Archivo de Noticias