viernes, 18 de marzo de 2016

8 reglas de oro para conciliar el sueño y dormir bien

¿Cansancio al despertar? ¿Somnolencia durante el día? ¿Irritabilidad? o ¿No te puedes concentrar? ¡Cuidado! Estos síntomas revelan que, o no duermes al menos 8 horas diarias, o tu calidad de sueño es mala.

El Día Mundial del Sueño, que se celebra cada 18 de marzo, es buen motivo para recordar que dormir bien es una necesidad fisiológica del ser humano, porque permite tener una vida más saludable. Un sueño insuficiente o inadecuado aumenta, entre otras cosas, el riesgo de infartos al corazón o al cerebro, además que predispone a ganar peso e incluso incrementa el riesgo de accidentes de tránsito.

Por eso, el doctor Darwin Vizcarra, neurólogo especialista en Medicina del Sueño, nos dio las claves para lograr "higiene del sueño", que nos ayuda a dormir mejor y tener calidad de vida. 

“No es cierto que pocas horas de sueño basten, para la gran mayoría eso no es cierto. Lo que sucede es que las personas nos adaptamos a situaciones que nos son las ideales. Por ejemplo, puedo dormir pocas horas y me estimulo con café, o duermo pocas horas y estoy irritable e intranquilo. En un momento determinado puedo claudicar o perder la concentración sobre cosas que demandan mayor concentración como el manejar”, indicó a RPP Noticias.

8 reglas de oro para conciliar el sueño y dormir bien

  • La superficie sobre la que se duerme sí puede ayudar. Estudios han demostrados que los colchones de mediana firmeza, antes que los extremadamente firmes o los blandos, son mejores para las personas con dolor en el cuerpo a causa de alguna patología. 

  • Debes tener regularidad en los horarios para acostarte, para comer, tomar medicinas y hacer otras actividades. 

  • El ambiente adecuado para dormir debe ser libre de luz y ruido. La habitación debe ser un lugar que permita descansar; así que si eres una persona con dificultades para conciliar el sueño, retira los objetos que puedan ser estimulantes o perturbadores, tales como el reloj, el celular u otros dispositivos electrónicos. 

  • Tu última comida debe ser 2 a 3 horas antes de dormir, lo mismo que el ejercicio físico, porque eso genera que tu cuerpo se active y se te dificulte el dormir. 

  • Evita la cafeína, fumar o beber alcohol poco antes de acostarte, porque también deteriora la calidad de sueño.

  • No olvides que tu cama no la debes emplear para otras funciones que no sean el dormir o la vida sexual. 

  • No olvides que tu cama no la debes emplear para otras funciones que no sean el dormir o la vida sexual. 

  • Una ducha de agua tibia también puede ser una rutina relajante que ayuda a conciliar el sueño.| 

Archivo de Noticias