jueves, 10 de marzo de 2016

¿Qué alimentos nos predisponen a tener cálculos renales?

Los cálculos renales o piedras en el riñón pueden presentarse a cualquier edad, es decir, desde niños hasta adultos mayores; siendo los casos de los pacientes de entre 40 a 50 años principalmente atribuidos a su dieta alimenticia. 

"Los cólicos renales son uno de los dolores más severos, incluso son comparados con los dolores de parto y de diente. Pueden ser controlados con analgésicos por la vía oral o por vía endovenosa (directo a la vena)", indicó el médico urólogo de la Clínica Urozen Miguel Cárdenas.

A propósito del Día Mundial del Riñón, que se celebra cada segundo jueves de marzo, debes saber que: 

- Los cálculos renales se pueden adquirir por una predisposición genética. De allí la importancia de una correcta hidratación como medida de prevención. 

"Todas las personas deberían tomar un promedio de 2 litros a 2 litros y medio de agua al día. Si no se hidratan lo suficiente, se acumulan minerales que deberían eliminarse por la orina", explicó el doctor Cárdenas durante su participación en Siempre en Casa de RPP Noticias. "Una persona que tiene o ha tenido cálculos renales debería tomar 3 litros de agua por día", agregó el galeno. 

- El 80 % de la población tiene cálculos de oxalato de calcio. "Son aquellas de color marrón oscuro que tienden a deshacerse en los dedos. Son como una pepita y con puntitas", según describe el especialista.

Alimentos que predisponen

Las verduras de hojas verdes (alcachofa, lechugas) contienen componente de oxalato y de calcio, y son las que predisponen a formar cálculos renales. También las frutas secas, como el maní, la almendra y las pasas. 

De igual forma, las gaseosas -sobre todo las de color negro- tienden a ser contraproducentes. Las fresas, la menta y el cacao también contienen oxalato.

El tomate sí es un alimento con efecto "dual", porque puede favorecer la formación de cálculos, aunque ayuda a bajar la inflamación prostática. 

Tratamiento

Lo más frecuente es que el paciente padezca de un cólico renal intenso, bote la piedra desde el riñón y lo expulse por la orina. En esos casos se da un tratamiento para el dolor. 

Pero, cuando no se producen los cólicos, se pueden tomar urolíticos para romper las piedras o se procede a una intervención quirúrgica. 

Finalmente, comentó que la litotricia extracorpórea es un procedimiento médico que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia (choque) para romper los cálculos en el riñón, que luego son excretados por la orina. Recientemente la estrella del fútbol Lionel Messi se sometió a esta intervención. Fuente: www.rpp.pe

Archivo de Noticias