lunes, 29 de mayo de 2017

10 razones por el que el yoga está de moda

El yoga es, sin dudas, una de las mejores disciplinas para el cuidado de nuestra salud. Es mucho más que un ejercicio físico, pues también involucra a nuestro estado mental, emocional y espiritual. Si bien parece estar de moda en estos últimos años -por ejemplo, muchas celebridades lo practican para mantenerse bellas y jóvenes- es una disciplina practicada desde la antigüedad en la India, hace unos 5000 mil años. Para practicarlo no existe condición previa como ser delgado o estar en buena forma física, solo necesitas ganas de querer mejorar tu salud y tu vida. 


¿Por qué el yoga puede ser bueno para ti? Te presento los 10 beneficios principales de esta disciplina y quizás después de leer este artículo desearás comenzar a practicarlo.

1. Fortalece los huesos. Las distintas posiciones y movimientos que involucran los ejercicios de yoga aumentan la densidad ósea. Por ejemplo, las posturas de pie son excelentes para las piernas y las caderas. De esta manera, practicar yoga ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis o degeneración de los huesos.

2. Duermes mejor. Una investigación del Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos descubrió que las personas sobrevivientes de cáncer, que tenían problemas para conciliar el sueño debido a los tratamientos de la enfermedad, lograron dormir más profundamente cada noche, una vez que tomaron programas de yoga suave, como el Hatha Yoga (que es el que yo practico). A partir de que durmieron mejor, utilizaron menos medicamentos.

3. Agiliza la mente. Siempre se ha recalcado que el ejercicio físico no solo fortalece huesos y músculos, sino también órganos fundamentales como el corazón y el cerebro. Particularmente, en lo que a salud cerebral respecta, el doctor Loren Fishman de Nueva York asegura que el yoga aporta excelentes beneficios para el cerebro y sistema nervioso central, pues engrosa las capas de la corteza cerebral -la parte del cerebro relacionada con el aprendizaje- y aumenta la neuroplasticidad. ¿Qué significa esto? Que se desarrolla nuestra capacidad de aprender cosas nuevas.

4. Combate el estrés. Con tomar tan solo una clase de yoga sentirás un estado de relajación y tranquilidad realmente placentero y necesario para nuestro estado de ánimo. La respiración lenta y profunda de los ejercicios de yoga nos ayuda a alcanzar la paz mental y emocional para combatir el estrés y la ansiedad. Esto a su vez alivia inflamaciones y fortalece el sistema inmune.

5. Más flexibilidad y movilidad articular. Las diferentes posturas de yoga fortalecen y aumentan la flexibilidad de los músculos, ligamentos, tendones y fascias, que son los tejidos que envuelven a los músculos, lo que mejora el estado de nuestro sistema locomotor. Según WebMD, aquellas personas que han practicado yoga en solo 8 semanas mejoraron su flexibilidad y movilidad articular en un 35 %.

6. Protege el corazón. El yoga reduce la presión arterial y ralentiza la frecuencia cardíaca, además disminuyen los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Al mismo tiempo reduce el estrés, previene las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.
    
7. Mejora los síntomas de la artrosis. Esta enfermedad desgasta los cartílagos. Según un estudio de la Johns Hopkins University de Baltimore, aquellas personas que la sufren y comienzan a participar en clases de yoga notaron una significativa mejoría en la tensión e hinchazón de sus articulaciones.  

8. Cuida la silueta. Practicar yoga no quema tantas calorías como, por ejemplo, salir a correr. Sin embargo, se ha descubierto que aquellas personas que lo practican son más capaces de bajar de peso y mantenerse así. Esto se explica porque el yoga nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y estar menos ansiosos. 

9. Mejora el sexo. ¡Así es! Practicar yoga mejora la vida sexual tanto en hombres como en mujeres, pues ayuda a relajarnos y liberar tensiones más rápidamente, a conectarnos con nuestro cuerpo, percibir mejor las sensaciones y aumenta el flujo sanguíneo por todo el cuerpo, incluyendo el área pélvica, lo que aumenta el deseo sexual y la respuesta a los estímulos durante una relación. ¿Resultado? A las mujeres les ayuda a lograr el orgasmo con más facilidad, incluso, según el Journal of Sexual Medicine, en los hombres combate la eyaculación precoz.

10. ¡Te hace más feliz! Como todo ejercicio, el yoga estimula la liberación de endorfinas, sustancias producidas naturalmente por el cerebro que provocan sensación de bienestar y placer. Se ha investigado que el yoga libera más endorfinas que otros tipos de ejercicio, pues sus movimientos y posturas estimulan áreas específicas de nuestro cuerpo que activan diferentes productos químicos en el cerebro. Esto, sin duda, ayuda a combatir la depresión y el estrés.

¿Te animaste a ingresar en el mundo del yoga? Creo que todas estas razones alcanzan y sobran para intentarlo, contáctame y te puedo orientar sobre donde practicarlo. Fuente: http://vital.rpp.pe/

Archivo de Noticias